Atriplex canescens and Opuntia ficus indica (prickly pear) – (in Spanish).

 

 

Utilización de Atriplex canescens y Opuntia ficus indica en la alimentación de cabras lactantes durante la sequía.

Jorge Urrutia-Morales, Héctor Guillermo Gámez-Vázquez, Sergio Beltrán-López, Marta Olivia Díaz-Gómez

http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/agromeso/article/view/15431

DOI: http://dx.doi.org/10.15517/am.v25i2.15431

Resumen

El objetivo del presente estudio fue evaluar el efecto del Atriplex (Atriplex canescens) y nopal (Opuntia ficus indica) en la alimentación de cabras lactantes y la producción de leche durante la sequía. Durante los meses secos, entre mayo y agosto de 2005 y entre mayo y junio de 2006, se realizaron tres experimentos en la región semiárida de San Luis Potosí, México. En el primero, se probaron dos tratamientos: CO) mantenidas en confinamiento y alimentación controlada (n=10) y AT) mantenidas en pastoreo con Atriplex (n=10). En el segundo se aplicaron dos tratamientos: AT) Atriplex (n=5) y NP) Atriplex más nopal (n=5). En el tercero tres tratamientos: AT) Atriplex (n=5), NP-1,0) Atriplex más 1,0% de nopal (n=4) y NP-1,5) Atriplex más 1,5% de nopal (n=5). En el primer experimento las cabras mantuvieron su peso, pero la producción de leche se redujo al 30% bajo confinamiento y menos del 8,0% en Atriplex al final del experimento. En el segundo, las cabras perdieron peso, a pesar de que la producción inicial de leche fue menor de 300 g/d. Las alimentadas con Atriplex redujeron su producción a casi la mitad de la producción inicial, mientras que la inclusión de nopal mantuvo la producción relativamente estable. En el tercer experimento, las cabras alimentadas con Atriplex mantuvieron el peso corporal, pero después de siete semanas la producción de leche fue del 25% de la producción inicial, a pesar de que esta fue de apenas 300 g diarios. En cambio, en las cabras suplementadas con nopal, la producción sólo se redujo al 45 y 64% de la producción inicial. Estos resultados son importantes para los caprinocultores de la región semiárida de México, donde las cabras podrían mantener una buena condición corporal, además de una producción de 150 a 250 g diarios de leche durante la época crítica utilizando Atriplex y nopal.

Published by

Willem Van Cotthem

Honorary Professor of Botany, University of Ghent (Belgium). Scientific Consultant for Desertification and Sustainable Development.